Chile, líder regional en la promoción de las energías renovables

Laura Piedad Casas Maldonado*

La apuesta de Chile en la implementación de energías renovables es una de las más ambiciosas de la región, determinado en reducir su dependencia de los combustibles fósiles.

Las energías renovables se caracterizan porque en sus procesos de transformación y aprovechamiento en energía útil no se consumen ni se agotan en una escala humana. Entre estas fuentes de energía están: la hidráulica en pequeña escala, la solar, la eólica, la biomasa, la geotermia y la mareomotriz (Ministerio de Energía de Gobierno de Chile, 2017).

Todas contaminan menos que las fuentes convencionales, como el carbón o el diésel, por lo que son claves para disminuir la emisión de CO2.

Así, con la primera planta geotérmica de Latinoamérica, inaugurada en marzo del presente año en la región de Cerro Pabellón, y una red eléctrica que aprovecha cada vez más las granjas solares y los parques eólicos, las inversiones en energías renovables de Chile se han elevado de manera significativa. (Revista Dinero, 2016).

Según reporte de 2016 de la Agencia Internacional de las Energías Renovables (Irena, por sus siglas en inglés) son once veces mayores en comparación a 2004 y tiene una tasa que casi duplica la mundial. Chile, México y Brasil lideran el mercado de energías renovables en el mundo. (Londoño, 2017)

De acuerdo con la última versión del New Energy Finance Climascope elaborado por Bloomerg New Energy Finance y el Banco Interamericano de Desarrollo, Chile alcanzó el primer lugar en inversión de energías renovables y en la lucha contra el cambio climático, en la región de América Latina y el Caribe. (Ministerio de Energía de Gobierno de Chile, 2017)

En este sentido, en Chile el costo de producir electricidad se ha reducido, y además ha ayudado a que la nación que alguna vez dependió de energía importada se vuelva una central de energías renovables, que incluso podría distribuir a países vecinos.

De acuerdo con Gabriela Elizondo, analista principal de energía para el Banco Mundial, la razón del impulso de las inversiones en este mercado se debe en parte a los eventos climáticos severos, sequías o inundaciones, que dificultan la dependencia de las plantas hidroeléctricas y han llevado a los países a diversificar sus fuentes de energía. (Londoño, 2017)

De esta forma, se han fortalecido las instituciones, políticas públicas y alianzas en el sector de las energías renovables en este país.

Entre estas, desempeña un papel relevante, el perfeccionamiento del marco regulatorio, a través de la promulgación de la Ley 20.257 del 2008 y posteriormente la Ley 20.698 en el 2013.

Así también, la Campaña de medición del recurso eólico y solar, el cual promueve la instalación de una red de estaciones de medición de recursos meteorológicos con fines energéticos, la cual fomenta la generación de información pública y gratuita que permita orientar el diseño de las políticas y a los potenciales inversionistas. (Ministerio de Energía de Gobierno de Chile, 2017)

Adicionalmente, el papel de la cooperación internacional es esencial, dado que estas colaboraciones se traducen en apoyo de especialistas, el desarrollo de estudios, la implementación de proyectos pilotos y la disponibilidad de fondos para la creación de instrumentos financieros que faciliten la entrada al mercado de nuevos agentes promotores de energías renovables. Dentro de las colaboraciones más importantes se destacan la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ), el Programa de Tecnología Solar (GEF-BOD) y la NAMA de autoabastecimiento.

El Programa de Techos Solares Públicos también sobresale, dado que es una iniciativa que impulsa la instalación de sistemas fotovoltaicos en los techos de los edificios públicos, con el objeto de contribuir a la maduración del mercado fotovoltaico para autoconsumo. (Ministerio de Energía de Gobierno de Chile, 2017)

En resumidas cuentas las energías renovables han demostrado ser no solo técnica y económicamente viables, sino además competitivas, y pueden convivir de manera relativamente armónica con los entornos en donde están instaladas. (ONU, 2017)

Por su lugar, Colombia ha tomado impulso en esta nueva ola de las energías renovables no convencionales, la UPME tiene inscritos cerca de 200 proyectos para producir energía limpia con inversiones que superan los US$6.000 millones, que equivaldrían al 40% de la demanda actual de potencia del país. (Sáenz, 2017).

Una muestra de este fenómeno, es el proyecto de instalación de la granja de energía solar fotovoltaica más grande de Colombia, ubicada en el municipio de Yumbo, Valle del Cauca, la cual busca generar aproximadamente GWh al año, lo que equivale al consumo básico mensual de energía de 8 mil viviendas. (La guia solar, 2017)

Ricardo Sierra, Presidente de Celsia, afirma que este proyecto ha representado un aprendizaje continuo, y reconoce que el país es un privilegiado por su ubicación para la generación de energía renovable generada por el sol.

Además que la granja de energía solar fotovoltaica, con 35.000 paneles solares, evitará la emisión de unas 6.600 toneladas de CO2, lo que contribuye a garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna, objetivo 7 de desarrollo sostenible, teniendo en cuenta que la energía es el principal contribuyente al cambio climático, y representa alrededor del 60% del total de emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial. (ONU, 2017)

Sin embargo, los empresarios del sector y Alejandro Lucio, director de la Asociación de Energías Renovables de Colombia (SER), anotan que hay una serie de necesidades desde el punto de vista de la regulación para que estos proyectos cierren financieramente y puedan llevarse a cabo. (Sáenz, 2017)

Entre los reclamos de los empresarios está la ausencia de mayores beneficios fuera de los que contempló la Ley 1715 de 2014, además de las trabas para el licenciamiento de los proyectos.

A ellos se une la directora de energía y gas de Andesco, Katherine Simancas, quien considera que se requiere establecer un mecanismo regulatorio de remuneración a este tipo de alternativas. (Sáenz, 2017)

En conclusión, para lograr el despegue real de Colombia en la promoción e implementación de energías renovables es imprescindible crear y fortalecer las herramientas regulatorias, como normas, políticas, programas y convenios de cooperación, y Chile aparece en el panorama regional como un ejemplo del cual se puede aprender.

*Asistente de investigación – Departamento de Derecho del Medio Ambiente

Referencias

La guia solar. (2017). La guía solar. Obtenido de http://www.laguiasolar.com/la-granja-de-energia-solar-fotovoltaica-mas-grande-de-colombia/

Londoño, E. (14 de Agosto de 2017). The New York Times. Obtenido de The New York Times: https://www.nytimes.com/es/2017/08/14/renovables-chile-cerro-pabellon/?em_pos=small&emc=edit_bn_20170814&nl=boletin&nl_art=1&nlid=77077455&ref=headline&te=1

Ministerio de Energía de Gobierno de Chile. (2017). Gobierno de Chile. Obtenido de http://www.energia.gob.cl/energias-renovables

ONU. (Septiembre de 2017). Objetivos de Desarrollo Sostenible. Obtenido de http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/energy/

Revista Dinero. (25 de Marzo de 2016). Revista Dinero. Obtenido de http://www.dinero.com/economia/articulo/la-importancia-de-las-energias-renovables-las-oportunidades-y-nuevos-proyectos/221667

Sáenz, J. (10 de Mayo de 2017). El país despierta a las energías renovables. Obtenido de El Espectador: http://www.elespectador.com/economia/el-pais-despierta-las-energias-renovables-articulo-693194


*Foto tomada por Meridith Kohut para The New York Times: https://www.nytimes.com/es/2017/08/14/renovables-chile-cerro-pabellon/?em_pos=small&emc=edit_bn_20170814&nl=boletin&nl_art=1&nlid=77077455&ref=headline&te=1