Relatos de 20 años del Departamento de Derecho del Medio Ambiente

En 2018 nuestro Departamento cumple 20 años de fundación, dos décadas de crecimiento, transformaciones y avances que conforme a la filosofía pluralista de la Universidad Externado de Colombia, han permitido construir la primera escuela de derecho ambiental del país, una escuela ajena a dogmatismos que pretende compartir con aquellos que deciden ser parte de ella, el juicioso estudio del derecho del medio ambiente bajo una perspectiva interdisciplinar que reconoce en las herramientas jurídicas los medios para lograr una verdadera justicia ambiental.

Estos primeros 20 años, están llenos de trabajo duro, persistencia, experiencias y reflexiones que nos han permitido construir bases sólidas de un Departamento que hoy es reconocido por sus resultados en materia de investigación, publicaciones y difusión del conocimiento. Sabemos que esta tarea será fortalecida y continuada por la cantera externadista, jóvenes estudiantes de nuestra casa de estudios que desde el semillero de investigación, la monitoría, la representación de la Universidad en eventos internacionales y el ejercicio juicioso y ético del derecho, permitirán continuar el trabajo que por estos años hemos adelantado.

Son tantas las experiencias recaudadas que hemos decidido celebrar compartiendo con ustedes algunos los relatos de profesores, investigadores y amigos que nos han acompañado en este periodo y que compartirán con nosotros algunas anécdotas, experiencias y recuerdos que nos llenan de orgullo y que serán el abrebocas de las celebraciones que llevaremos a cabo este año.

María del Pilar García Pachón.
Directora
Departamento de Derecho del Medio Ambiente.


Primer Relato – Óscar Darío Amaya Navas

SEGUNDO RELATO – CLAUDIA GAFNER-ROJAS

Del mundo académico me enamoré durante mis estudios de derecho en el Externado y del derecho ambiental, en particular, al final de la carrera cuando con mi amiga Juanita Sánchez elegimos entusiasmadas en 1994 el tema de la tesis de grado. La protección del derecho al medio ambiente sano en el derecho colombiano fue el objeto de nuestra investigación. Hacía poco tiempo se había celebrado la Conferencia de Río sobre Desarrollo Sostenible. Las cuestiones ambientales eran en ese tiempo algo novedoso, casi exótico y por supuesto no había muchos especialistas en la materia.

Eternamente agradecida estaré con el Maestro Hinestrosa y con el doctor Hernando Parra Nieto, quienes en mis comienzos confiaron en mi y alentaron mi carrera académica. Incluso tras mi decisión de irme a Europa el 1994 nunca perdí el vínculo con la Universidad gracias a su apoyo. Desde España aportaba yo humildemente mis investigaciones sobre derecho ambiental internacional y europeo. En esos momentos se empezaba a fraguar lo que es hoy nuestro Departamento de Derecho del Medio Ambiente y se preparaba lo que sería la primera especialización en Derecho del Medio Ambiente, que empezó en enero de 1998.

Por mis intereses y formación tuve la fortuna de entrar a formar parte de ese espacio académico. En este punto recuerdo con cariño las charlas que mantuve con el doctor Oscar Amaya en Barcelona para afinar los detalles de mi vinculación. Él era mi nuevo jefe en el Externado. Una de esas charlas, en particular, por la Diagonal en los alrededores de la Universidad, dejó una marca inolvidable por los consejos personales que me dio.

Veinte años cumple el Departamento y se nota su madurez. La doctora María del Pilar García ha sabido con tenacidad no solo continuar la obra del doctor Amaya, sino que además le ha impreso su toque personal. En ella veo no solo una decidida directora del Departamento y por tanto mi actual jefe en el Externado, sino también una amiga.

Formar parte de este proyecto dinámico e inquieto significa mucho para mi. Es mi oportunidad de seguir entregando mi corazón a la academia colombiana desde la distancia. Humildemente y con cariño, ahora desde Suiza, espero poder seguir por mucho tiempo aportando mis conocimientos y la experiencia profesional y académica acumulados en las Universidades de Barcelona, St. Gallen y Rovira i Virgili y contribuir al propósito de hacer cada vez más grande al Departamento de Derecho del Medio Ambiente.

Por todo lo dicho puedo decir modestamente, pero con orgullo que he visto nacer y crecer al Departamento de Derecho del Medio Ambiente de la Universidad Externado de Colombia, que he formado parte de ese proceso y que me siento enormemente agradecida y honrada por esto.

Muchas felicidades a todos los que están subidos en este barco y contribuyen a llevarlo a buen destino. ¡A celebrar!