LA PROCLAMACCIÓN DE ACCIÓN CLIMÁTICA EN EL CONFERENCIA DE MARRAKECH: IRREVERSIBLE

Por: Laura Piedad Casas Maldonado*

La reunión de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático se llevó a cabo en Marrakech del 7 al 18 de Noviembre de 2016, tres días después de haber entrado en vigencia el Acuerdo de París, y la Proclamación de Acción Climática, como una Declaración de Intenciones para afirmar su compromiso de acciones contra el calentamiento global,  constituye el resultado de esta conferencia.

Este encuentro de carácter político, continúa la evolución en curso de la COP 21 en la que 192 países se fijaron como objetivo que el aumento medio de la temperatura en el año 2100 no sobrepase los 2 grados respecto a los niveles preindustriales. Para lograr este objetivo, es fundamental la integración de las empresas, inversionistas, ciudades, regiones y gobiernos nacionales en el desarrollo de los compromisos acordados en la Proclamación de Acción.

De hecho, esta cumbre se celebró cuando toda la comunidad científica es consciente de que 2016 está a punto de ser el año más caluroso en la tierra en 137 años de registro. Según la Agencia Internacional de Energía y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, dos tercios de las emisiones de gases de efecto invernadero en el 2015 se originan en 10 países, donde China y Estados Unidos sobresalen.

Dado este contexto, Salaheddine Mezour, Presidente de la COP 22, se refirió a este encuentro como “una oportunidad para poner las voces de los países más vulnerables frente a los cambios del clima, en particular los países africanos y estados insulares”.

Sobre este aspecto, de acuerdo con la información confirmada por la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, existen algunos países más vulnerables a los cambios del clima que otros, por ejemplo aquéllos cuya elevación está por debajo del nivel del mar, los estados insulares, los países con zonas costeras bajas, o los que tienen zonas áridas o semiáridas.

En este escenario se enmarcaron las responsabilidades comunes pero diferenciadas de los países parte de la mano con la aspiración universalista , en este sentido, Driss El Yazami, Presidente del Consejo Nacional de Derechos Humanos del Reino de Marruecos, señaló que aunque las responsabilidades históricas y los efectos futuros del cambio climático se distribuyen de manera desigual, todos tenemos que reaccionar juntos y reencontrar el universalismo encaminando a la materialización del desarrollo sostenible.

En este sentido, Colombia  figura como un país con una alta riqueza biológica y, de manera paradójica, por sus variados y frágiles ecosistemas, también es  considerado un país muy vulnerable al cambio climático. La elevación del nivel del mar, el derretimiento de los glaciares, el incremento en el número e intensidad de eventos extremos tales como lluvias torrenciales, granizadas y vendavales, el aumento de la temperatura, la disminución de la precipitación y la intensificación de los desastres naturales son muestras de esta situación.

De manera que, dentro de los impactos del cambio climático se encuentra la pérdida y degradación de los servicios ecosistémicos, servicios que le prestan múltiples beneficios al bienestar de la población como la provisión de agua, alimentos, control de inundaciones, polinización, captura y almacenamiento de gases de efecto invernadero, entre otros.

Es de advertir que existe una relación recíproca entre cambio climático y biodiversidad, y por lo tanto se configura como el eje  de Colombia en las negociaciones en torno al cambio climático y como estrategia de adaptación de los sistemas socio-ecológicos, las instituciones y la gestión de la biodiversidad.

Así, entre otros de los temas cruciales convenidos en la Proclamación de Acción de Marrakech es el apoyo en recursos financieros, técnicos y tecnológicos para la generación de energías limpias,  en este punto es destacable la iniciativa de la Fundación Impulso Solar con el propósito de federar a los principales integrantes del campo de las tecnologías limpias, el compromiso de empresas indias y suizas en la utilización de energías 100% renovables en todas sus operaciones, la Alianza de Compradores de Energía renovable, así como el Fondo del Comité de Marrakech de Inversión en Adaptación, que representa el primer vehículo privado en adaptación y resiliencia que ha existido nunca.

Dichos propósitos se fundan en el desarrollo de una información actualizada para lograr la transparencia en métodos de contabilidad de las reducciones de las emisiones, en correspondencia con el objetivo de crear un sistema de supervisión, verificación y presentación de informes de las acciones dentro del marco de los planes de acción por el clima y las Contribuciones determinadas a Nivel Nacional CNN.

Igualmente, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, como instrumento multilateral de financiación anunció la iniciativa de la creación de capacidad para el desarrollo de los planes nacionales de acción por el clima, respaldada por 11 países donantes desarrollados.

Del mismo modo, se pactaron compromisos en relación con la protección y regulación de las zonas boscosas en el sentido de cerrar la frontera forestal y reformas sobre la tenencia de la tierra, de los recursos hídricos en el Marco Mundial frente a la Escasez de Agua para realizar proyectos con los criterios de cuencas fluviales, mega ciudades y empresas, de los sistemas de transporte en relación con el ahorro de combustibles y la implementación de medios de transporte neutros en carbono y por último  iniciativas para impulsar la seguridad alimentaria y promover una gestión sostenible de los suelos.

En conclusión, es el momento de advertir la importación de la acción consciente en pequeña y gran escala, para el desarrollo y fortalecimiento de estructuras políticas, económicas, sociales y culturales  que conciban la gestión sostenible de los recursos naturales como un eje de sus actividades de conocimiento y producción, y de esta manera lograr la interrelación y supervivencia de la especie humana como parte de un entorno natural.

*Asistente de Investigación del Departamento de Derecho del Medio Ambiente de la Universidad Externado de Colombia

Bibliografía

Marrakech COP 22 Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático ( Noviembre de 2016). Obtenido de http://cop22.ma/es/#actualites/las-naciones-llevan-adelante-las-acciones-mundiales-por-el-clima-conferencia-de-las-naciones-unidas-sobre-el-cambio-climatico-de-2016.

Programa de las Naciones Unidas Para el Medio Ambiente, Informe de 2015 sobre la disparidad de las emisiones (Noviembre de 2015). Obtenido de http://uneplive.unep.org/media/docs/theme/13/EGR_2015_Technical_Report_ES.pdf

Useche Diana Carolina, (2010). Biodiversidad: Cimiento de nuestra capacidad para enfrentar el cambio climático. En Derecho y Cambio Climático (págs. 93 – 121). Bogotá: Universidad Externado de Colombia.

Planelles Manuel, “La Cumbre de Marrakech proclama que la lucha contra el calentamiento global es ya “irreversible”, Periódico El País Internacional ( Noviembre de 2016). Obtenido de http://internacional.elpais.com/internacional/2016/11/17/actualidad/1479413912_886302.html