Un CONPES para el Desarrollo Sostenible en Colombia

Óscar Darío Amaya Navas*

A propósito del tema de construcción de políticas públicas de contenido ambiental, resulta importante registrar que el pasado 15 de marzo el Consejo Nacional de Política Económica y Social aprobó el Documento CONPES 3918 titulado “Estrategia para la Implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en Colombia”. Se trata de un ejercicio de definición de indicadores y metas para el seguimiento a la implementación de los ODS, las entidades o sujetos responsables, el esquema estadístico adecuado para fortalecer los sistemas de información, así como el modelo de aterrizaje en el territorio, entre otros aspectos.

A manera de antecedente hay que recordar que de manera simultánea a la negociación final de la Agenda 2030 y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), Colombia aprobó el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018, con una novedosa forma de concebir el desarrollo económico. A través del artículo 1º de la Ley 1753 de 2015 (Por la cual se expide el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 Todos por un nuevo país), el nuevo modelo económico se alineó con los postulados de los ODS. En ese instrumento de planificación del desarrollo se adoptó, precisamente, un modelo de crecimiento verde como un enfoque transversal y envolvente que busca el bienestar económico y social de la población para asegurar que la base de recursos naturales provea los bienes y servicios ambientales que el país necesita para lograr un desarrollo económico sostenible.

En ese marco de referencia, sostiene el documento CONPES 3918, la Estrategia de Crecimiento Verde se montó con el objetivo de avanzar hacia un crecimiento sostenible y bajo en carbono, proteger y asegurar el uso del capital natural, mejorar la calidad y la gobernanza ambiental, así como lograr un crecimiento resiliente que reduzca la vulnerabilidad frente a los riesgos de desastres naturales y al cambio climático. En dicho escenario, el crecimiento verde se constituye en un medio para avanzar hacia la implementación de los ODS y de otros instrumentos como la Declaración de Crecimiento Verde de la OCDE y los compromisos en materia de cambio climático, suscritos por Colombia bajo el Acuerdo de París del año 2015.

El objetivo general del documento CONPES 3918 es el de definir la estrategia de implementación de los ODS en Colombia, estableciendo el esquema de seguimiento, reporte y rendición de cuentas, el plan de fortalecimiento estadístico, la estrategia de implementación territorial y el mecanismo de interlocución con actores no gubernamentales.

Y los objetivos específicos son varios: (a) Definir un esquema de seguimiento y reporte de los avances en la implementación de los ODS en Colombia, a partir de un conjunto de indicadores económicos nacionales que cuenten con una línea base y su respectiva meta a 2030; (b) Definir un plan de fortalecimiento de la producción y el manejo de datos para la medición del desarrollo sostenible, en particular para aquellos objetivos y metas para los cuales no se cuenta con información al momento de la elaboración del documento CONPES; (c) Establecer las líneas estratégicas para el acompañamiento del Gobierno nacional a los gobiernos locales en la implementación de los ODS en los territorios; y, (d) Desarrollar los lineamientos para la estrategia de interlocución con actores no gubernamentales, materializando así el enfoque multiactor de la Agenda 2030, y la definición de alianzas para su activo involucramiento y participación en la implementación y control social a través de ejercicios de rendición de cuentas.

La estrategia de implementación de los ODS para Colombia propone 4 lineamientos mirando hacia el 2030: el primer lineamiento se titula “esquema de seguimiento y reporte”; el segundo lineamiento se denomina “plan de fortalecimiento estadístico”; el tercer lineamiento ha sido llamado “estrategia territorial” y, el cuarto lineamiento es conocido como “interlocución y promoción de alianzas con actores no gubernamentales”.

No obstante lo anterior, en nuestra opinión lo más importante del CONPES 3918 es el capítulo de las recomendaciones, en el que se delimita el camino que debe recorrer Colombia en materia de implementación del desarrollo sostenible.

Algunas de las recomendaciones más importantes están en la dirección de aprobar los lineamientos para la implementación de los ODS en Colombia; de solicitar a todos los ministerios y departamentos administrativos del orden nacional involucrados en el Plan de Acción y Seguimiento (PAS), alinear sus planes de trabajo, de acuerdo con la agenda definida para la implementación de cada meta ODS; de solicitar al Ministerio de Hacienda y Crédito Público y al Departamento Nacional de Planeación acompañar a las entidades en la priorización de recursos, de acuerdo con el Marco de Gasto de Mediano Plazo y el Marco Fiscal de Mediano Plazo vigentes, con el fin de dar cumplimiento a las acciones que les correspondan en el marco del cumplimiento de la Agenda ODS; de solicitar al Departamento Administrativo de la Función Pública incluir en el Manual Único de Rendición de Cuentas con enfoque basado en derechos humanos y paz y su relación con los objetivos, metas e indicadores de los ODS, así como los lineamientos metodológicos que deben seguir las entidades para garantizar rendición de cuentas del cumplimiento de ODS, entre otras.

La expedición del CONPES 3018 deja en claro que construir estrategias de desarrollo sostenible para un país es una tarea más integral y compleja de lo previsto originalmente en Brundtland, Río de Janeiro y Johannesburgo. El reto es trascender los procesos electorales y los períodos presidenciales, todo con el fin de convertir el desarrollo sostenible en una política de Estado y no de gobierno.

*Miembro del grupo de investigación en Derecho del Medio Ambiente.


Imagen tomada de: http://www.temev.org.tr/uyeler/