20 años – Relato Pedro Pablo Vanegas

Pedro Pablo Vanegas Gil*

Hace ya dos décadas inició sus actividades la especialización en derecho del medio ambiente. Puedo decir que fui testigo presencial de ese advenimiento, cuando fungía como asistente de la Dirección de Posgrados de la Facultad de Derecho. En la oficina de posgrados, que para entonces funcionaba en el piso quinto del Edificio A contiguo a la rectoría, corría el año de 1998 cuando llegaron a esa dependencia de posgrados, el Dr. Óscar  Amaya y la joven María del Pilar García que venían con la propuesta de crear un nuevo programa de especialización, que tanta falta le hacía al país y que pretendía responder a las necesidades de diferentes actores que se encontraban habidos por un tener un conocimiento especializado en una materia que ya empezaba a tener su espacio propio como era el derecho de los recursos naturales o derecho del ambiente.

Empezamos a llenar las fichas de la creación del programa que para esa época exigía el ICFES como condición necesaria para su funcionamiento, a la par de la estructuración curricular, académica y docente del naciente programa de especialización.  En ese mismo espacio, ya reducido por cierto, también llegaron los nuevos programas de derecho minero energético y derecho marítimo internacional; todos en esa misma oficina, donde teníamos que rotarnos las sillas para podernos sentar, mientras se acondicionaban los espacios físicos que les permitiera actuar con mayor autonomía. Así surgió la Especialización en Derecho del Medio Ambiente, en un contexto de camaradería y colaboración, entre todos los que compartíamos aquella oficina.

Han pasado desde entonces cuatro lustros en donde el incipiente “departamento” de derecho del medio ambiente creció y se fortaleció. Muestra de ello es que a o lo largo de estos 20 años la especialización ha llegado a más de 30 promociones; ha ampliado su oferta académica en posgrados, primero con el curso de maestría en recursos naturales, luego con nuevos cursos de especialización como lo son el de derecho agrario y, más recientemente el de derecho de tierras; se ha extendido a otras ciudades como Medellín, Barranquilla, Bucaramanga, Neiva;  en cuanto a los cursos de extensión, bastante prestigio han ganado, por su altura académica, las Jornadas Internacionales de Derecho del Medio Ambiente y que no decir, con el tema de sus publicaciones, donde su producción editorial es encomiable.

Pero también he tenido el privilegio de hacer parte de la nómina de profesores desde entonces, gracias a la generosidad y confianza del Dr. Amaya, primero, y ahora de la Dra. María del Pilar García. Se trata de un curso que se ha llamado, desde los inicios del programa, Introducción al Derecho que tenía como modesta pretensión apoyar a los estudiantes, especialmente los de disciplinas profesionales distintas al derecho, en conceptos jurídicos básicos que les permitieran con mayor solvencia, adentrarse a los estudios jurídico-ambientales.

Así pues que, enhorabuena al Departamento de Derecho del Medio Ambiente en su Vigésimo Aniversario!