Relatos de 20 años del Departamento de Derecho del Medio Ambiente

En 2018 nuestro Departamento cumple 20 años de fundación, dos décadas de crecimiento, transformaciones y avances que conforme a la filosofía pluralista de la Universidad Externado de Colombia, han permitido construir la primera escuela de derecho ambiental del país, una escuela ajena a dogmatismos que pretende compartir con aquellos que deciden ser parte de ella, el juicioso estudio del derecho del medio ambiente bajo una perspectiva interdisciplinar que reconoce en las herramientas jurídicas los medios para lograr una verdadera justicia ambiental.

Estos primeros 20 años, están llenos de trabajo duro, persistencia, experiencias y reflexiones que nos han permitido construir bases sólidas de un Departamento que hoy es reconocido por sus resultados en materia de investigación, publicaciones y difusión del conocimiento. Sabemos que esta tarea será fortalecida y continuada por la cantera externadista, jóvenes estudiantes de nuestra casa de estudios que desde el semillero de investigación, la monitoría, la representación de la Universidad en eventos internacionales y el ejercicio juicioso y ético del derecho, permitirán continuar el trabajo que por estos años hemos adelantado.

Son tantas las experiencias recaudadas que hemos decidido celebrar compartiendo con ustedes algunos los relatos de profesores, investigadores y amigos que nos han acompañado en este periodo y que compartirán con nosotros algunas anécdotas, experiencias y recuerdos que nos llenan de orgullo y que serán el abrebocas de las celebraciones que llevaremos a cabo este año.

María del Pilar García Pachón.
Directora – Departamento de Derecho del Medio Ambiente.

RELATOS 20 AÑOS

Óscar Darío Amaya Navas

 Claudia Gafner-Rojas

Mauricio Pinto

 Pedro Pablo Vanegas

Luis Felipe Guzmán Jiménez

Álvaro Osorio Sierra

Álvaro Hernando Cardona

Jorge Iván Hurtado

RELATO – JORGE IVÁN HURTADO

Al cumplirse 20 años de fundado el Departamento de Derecho del Medio Ambiente, en estas líneas plasmo con toda contundencia, el orgullo y privilegio que para mi reviste, formar parte –casi desde sus albores- de su cuerpo docente.

No hay duda alguna cómo en este interregno de tiempo, el Departamento ha trascendido el ámbito espacial de la universidad para convertirse en un referente en el análisis, la producción intelectual y la formación referida al marco regulatorio ambiental.

Al proponerse el ejercicio desprevenido de resaltar una vivencia especial, después de tantos años de programas, actividades y eventos nacidos en el seno de esta estructura académica, recuerdo con especial afecto el diplomado incluyente que corriendo el año 2007, organizó el Departamento junto a la Contraloría Distrital de Bogotá a toda a la comunidad en general sin distingos de admisión, más allá quizás del interés que a cada ciudadano le despertaran las formas y métodos de empoderamiento relacionadas con el ambiente.

Este evento de una dimensión y concurrencia colosal, no distinguió condiciones sociales y albergó en sus asistentes, una diversidad de pensamientos, ideologías y posturas, que al final convergieron en un único escenario permitiéndoles la obtención de insumos e información sustancial relacionada con el derecho a un medio ambiente sano y la importancia de sus opiniones para lograr un manejo ambiental mas democrático y participativo.

Al final y aunque parezca lugar común, la lectura arrojada por un ejercicio de esta naturaleza, es que un interés que trasciende la esfera individual y se enmarca en la órbita de lo que a todos nos interesa y afecta, no está gobernado por distingos de raza, estrato o condiciones de cualquier otra índole.